Pastel de fresas y dulce de leche

60 minutos 5 porciones

Ingredientes

Masa: 3/4 de taza de mantequilla
1 1/2 de azúcar
4 claras de huevo
2 tazas y cuarto de harina
1 cucharada de levadura (royal)
1 taza de suero de leche o leche en polvo
1 cucharadita y media de esencia de vainilla
Cobertura: 2 tazas de mantequilla
7 o 8 tazas de azucar en polvo o glass
2 cucharaditas de extracto de vainilla
4 o 5 cucharadas de leche
Relleno: Dos latas de 380 g de dulce de leche artesanal derilac
450 g de fresas lavadas y sobre todo secas y en rodajas

Preparación

Vamos a preparar una deliciosa tarta que a pesar de ser muy dulce tiene una combinación de ingredientes que le proporcionan un toque de frescor y acidez como son las fresas para dar brindar el equilibrio perfecto.

Preparación:

Lo primero como siempre es poner el horno a precalentar a 175ºC. Entonces prepararemos 3 moldes (sino podemos ir cociendo los bizcochos uno a uno o hacer un bizcocho grande y dividirlo después en tres partes) untando mantequilla u aceite y espolvoreando un poco de harina para que no se pegue la masa y sea más fácil retirarla después.

Ahora empezamos a preparar la masa. En un bol grande agregaremos la mantequilla y el azúcar y batiremos unos 2 o 3 minutos hasta que esté bien integrado. Ahora agregamos las claras de huevo y seguimos batiendo hasta que quede una textura suave y homogénea (si usamos nata o leche en lugar de suero en polvo, también la agregaremos ahora).

Por otro lado mezclaremos la harina, la levadura (los ingredientes secos), para añadirlos después al bol con la mantequilla, el azúcar y el huevo batidos. Ahora agregamos la vainilla y removemos de nuevo.

Después, poco a poco vamos agregando la mezcla seca a la de las claras y la mantequilla, en 3 o 4 veces y removemos o batimos hasta que esté bien integrado. El suero de leche se agrega también en dos veces intercalado con la mezcla seca. Nos debería quedar una gran masa pero muy bien integrada gracias a haberlo agregado poco a poco.

Ahora vertemos la masa de manera equilibrada en los moldes (o molde si solo tenemos uno) y lo metemos al horno entre 15 y 20 minutos. Para saber si está hecho tenemos que ponchar la masa con un palillo y que salga limpia o solo con algunas migajas. Cuando estén listos los sacamos, desmoldamos y dejamos que se enfríen un poco.

Mientras se horneaba la masa podemos hacer la crema. Para ello batimos la mantequilla y agregamos las 3 tazas de azúcar en polvo, la esencia de vainilla, el azúcar en polvo y por último la leche. Lo agregamos poco a poco para ir batiendo o removiendo y que quede una masa uniforme que sea fácil de untar.

¡Conozca todos nuestros productos!

Ver Productos